lunes, 6 de julio de 2015

¿Quién soy?





Bienvenidos tartateler@s, soy Paqui la cara oculta de Tartatelas y os voy a contar un poquito sobre mí.



Siempre me han gustado las manualidades, desde bien pequeñita, pero por distintas causas lo fuí apartando, una de ellas es que soy una impaciente con manos grandes y hacer manualidades llegó a parecerme un suplicio... 

Soy de Málaga, aunque actualmente vivo en Murcia, porque conocí el amor y me dejé llevar!!, así que soy una malagueña, murciana de adopción, y como la tierra tira mucho vivo un poco a caballo entre estas dos ciudades. Cada vez que tengo un hueco me voy "pa mi tierra".

Dejé derecho por hacer auxiliar de geriatría. Hace unos años empecé psicología, la tengo aparcada de momento hasta que pueda retomarla, y entre medio de este barullo de empezar y dejar cosas me hice conductora de autobuses, sí!, como veréis no tiene nada que ver una cosa con otra pero yo soy así, de hecho todavía voy mas allá ya que mi experiencia laboral está en el 90% en el sector hostelero.

Me apasiona la fotografía, soy una fotografa frustrada, aún así no salgo de casa sin mi cámara, nunca sabes lo que te puedes encontrar....

Aunque suene a tópico la mujer de mi vida es mi madre y de ella, entre tantos recuerdos, hay algo que nunca podré olvidar, y son aquellas tardes en las que se sentaba en el sofá con su bolsa de lanas y agujas, y de su empeño por enseñarme a tejer, de hecho aún hoy, voy a su casa y siempre tiene alguna labor empezada. 

Con ella tuve el primer contacto con el crochet, porque, aunque a ella se le ha dado siempre mejor las dos agujas (ahora se usa el anglicismo Knitting, pero de toda la vida de dios ha sido hacer punto), también hacía sus pinitos con el ganchillo, y pienso que como toda madre ella quería enseñarme lo que sabía. Pero a mi me sudaban las manos hasta el infinito y mas allá y esa tarea se me antojaba un tanto ardua.

Mi dedicación a la artesanía es muy posterior a todo esto, empecé decorando camisetas, mi primer amigo en esta tarea fue el fieltro, he hecho casi de todo con fieltro, cuando pensé que había hecho todo lo que se podía hacer, y mira que se pueden hacer cosas, volví a las dos agujas y me hice mi primera mantita, pero yo no quería una manta normal y corriente yo quería a mi amado Tony Chopper (aún no lo he dicho, pero soy muy FRIKI)  mi madre me dijo que para eso tendría que hacerme un patrón para seguir el dibujo y así lo hice, me compré papel milimetrado y metí 300 puntos en un sola aguja porque quería la manta de una sola pieza y así quedó antes de que escondiera los hilos y demás. Está de mas decir que es mi mantita favorita y la que siempre tengo en un brazo del sofá de mi salita.


Y desde aqui salté al ganchillo y se lo debo todo a mi canijo que un día me dijo si yo podría hacerle un Finn el humano, y me miré todo lo que pude por internet, videos, tutoriales, he de decir que acabé loca perdida pero conseguí hacer ese Finn que quería mi sobrino.

En resumidas cuentas, me declaro crochetera y aunque muchos me digan que es cosa de abuelas no lo cambio por nada, cada día aprendes cosas nuevas, cuando estás con una labor te evades y el tiempo pasa volando y me ha abierto puertas a otras manualidades que ni pensaba que se pudieran hacer y hoy las combino con el ganchillo.

¿Y tú, eres ganchiller@?

Bienvenid@s!